El invitado perfecto

12 de Julho, 2017 - Ejemplos - Comentários -

Este post no es solo para los novios, también interesa a todos aquellos invitados que quieran saber cómo deben de comportarse en diferentes situaciones. Como bien se ha dicho siempre, las reglas están para cumplirlas en cualquier aspecto de la vida; así que mi primer consejo es intentar pasárselo bien respetando y cooperando con el responsable que va a realizar el reportaje.

¿Cómo se hace eso? Pues es muy sencillo, no interfiriéndose y dejando desarrollar al fotógrafo toda su creatividad. Estamos allí para sacar lo mejor del momento y captar la esencia en cada instante. Hoy en día nos resulta difícil lidiar con amigos, móviles e incluso, la incesante labor “amateur” de algunos invitados con sus cámaras.

Puede que el protocolo te encante, lo odies o, simplemente, lo desconozcas. Todos sabemos que hay unas pautas que en muchas ocasiones no se ponen en practica, como por ejemplo, felicitar a los novios en el altar y acto seguido, a las puertas de la iglesia. Sobre el protocolo para ser un invitado perfecto, se podría escribir un libro, pero vamos a dejarlo en algunos consejos.

Si existe un protocolo de como vestirse, entrar a la iglesia, sentarse, salir y tirar el arroz… ¿Por qué no poner en práctica esas normas de respeto y educación hacia los diferentes momentos de la ceremonia? Intentad poneros en nuestra piel... Gente que se entremezcla a modo de “obstáculos humanos” entre los novios y nosotros, la incomodidad de miles de flashes haciendo reflejos, muchos egos y personas intransigentes…

“Tus valores te enseñarán a hacer lo que debes y no lo que quieres”.

Por tanto, la educación y el respeto hacia la labor que desarrolla cualquier profesional, debe ser nuestro mayor reto personal.

A veces preguntar al encargado de llevar el peso y la responsabilidad de la ceremonia (fotógrafo o wedding planner ) nos sacaría de dudas en una mejor practica , resolución y divertimento en los eventos.

Miquel
bueno, como fotografo de profesion, coincido en todo contigo. Muchas veces los invitados son la parte mas complicada, porque no colaboran y no nos toman enserio. Dificultan nuestro trabajo, se meten con nosotros y muchas cosas mas. Yo trabajo en Mallorca y muchas veces me quitan las ganas de seguir trabajando. En mi mochila de trabajo, tengo algunos casos que tambien serian dignos de contar. Abrazos. Miquel A.
ruth
Con todo lo que escribes te quedas corto para definir a algunos invitados que son un desastre y un infierno para los fotografos
juan pérez
Me uno a la lucha. Algunos son autenticos g*******. A mi me llegaron a estropear mi camara. Y ni pedir perdon ni leches. 300euros me costo de mi bolsillo
Neleida Fernanda
Tu piel sabe latín
aida
Tatuado a fuego queda ya
Es cuestion de valor ponerse a guerrear con la gente
Yo guerrearia con tigo
Wences
Si te digo la verdad, creo que no has dicho ni la mitad de cosas. Yo pienso aun peor, a mi como fotógrafo me quitan las ganas de seguir en el negocio. Por una parte pienso, que bueno es hacer bodas, me gano un dinero extra que me sirve para ir pasando los meses de flaqueza. Pero cuando eatoy en ello, me agoto, veo lo inútil que es mucha gente, maleducados y malpagadores. No sé............ Creo que las bodas son lo peor de mi profesión.
Se sabe
Todo lo referente a los trabajos realizados en fotografía es muy bonito ,mí pregunta seria; para cuando dedicarle unas palabras a esos reportajes de video que tan buena publicidad tienen y que nunca se comentan. gracias

Deixe um comentário
O seu endereço de email não será publicado.

2 + 9 =
Ver anterior Ver seguinte
Últimas entradas
Categorias